..................

jueves, 8 de julio de 2010

DEPORTE POÉTICO

He venido de nuevo al veraneo
a ejercer ese "vicio" solitario:
componer unos versos de ordinario
por calmarme mis fieras como Orfeo.

Con sus dosis, me sedo mi deseo,
mi pasión literaria -¡mi calvario!-
sin que tengan efecto secundario
ni provoquen insomnio ni mareo.

Es deporte creativo y recreativo
que se juega sentado y de cabeza
y da un tono mental muy reflexivo...

Este juego me da gran agudeza,
me mantiene el espíritu en activo
y me quema reservas de... tristeza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario