..................

martes, 11 de enero de 2011

INCONFORMISTA


No me siento conforme en ese abismo
tan sombrío, tan triste, tan estrecho,
de esa vida de barro satisfecho
donde crece el estéril conformismo.

Voy sembrando semillas de idealismo
en las blancas llanuras de barbecho
para ver si sirviera de provecho
esta siembra de inquieto inconformismo.

No se puede vivir gusanamente,
con el alma enterrada en la basura,
sin ninguna inquietud, indiferente...

Porque, entonces, el hombre pierde altura
si le falta esa fuerza permanente
que lo eleva del barro a la hermosura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario