..................

martes, 18 de enero de 2011

ES COSTUMBRE COMÚN EN EL INGRATO

Es costumbre común en el ingrato,
por falta de talento y de talante,
portarse de una forma por delante
y de otra por detrás, por doble trato.

Por miopías mentales de insensato,
no valora el favor de un semejante
y su cara, careta de farsante,
nos confirma su anímico sustrato.

Yo no sé que fanática perfidia
le socava por dentro tal carcoma
a rabiosos mordiscos, por la envidia.

Sólo sé que su mundo se desploma
al morderse a sí mismo en su desidia
y su vida ya es gris y sin aroma...

2 comentarios:

  1. Como siempre bonito y acertado.
    Un saludito

    ResponderEliminar
  2. Hola,mi estimada y fiel amiga Manuela; muchas gracias por esta nueva visita y por tu escueto y grato comentario.Me alegro de que te gusten mis poemas.Saludos cordiales y amistosos de tu amigo
    Wenceslao Mohedas Ramos
    Jaraicejo (Cáceres) / Barcelona

    ResponderEliminar