..................

viernes, 11 de mayo de 2012

A UN ANCIANO PASTOR EXTREMEÑO

    La ingenua mansedumbre del cordero
tú tienes reflejada en tu mirada
y, en tus ojos, se encuentra arrinconada
la tristeza, redonda como un cero.

   En un largo balido lastimero
de una cándida oveja descarriada
se convierte tu vida, condenada
a seguir al rebaño bullanguero.

   Cotidiana y monótona rutina
es tu vida en el pardo pergamino
de esta tierra del cardo y de la encina.
 
   Has perdido en ganado tu destino,
sumiso a esa severa disciplina
de un duro caminar sin un camino…

Wenceslao Mohedas Ramos.

2 comentarios:

  1. Hola Wenceslao.
    Que bonito este soneto, me ha encantado, quizás porque mi abuelo fue pastor y yo lo acompañaba a veces.Tengo en gran estima a esos animales tan sumisos como dócil.
    Un abrazo paisano.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, estimada amiga y paisana María, por la lectura de mi soneto y por tu comentario. Me alegro de que te haya gustado. Compruebo que eres una fiel visitadora de mi blog. Te lo agradezco.
    Si miras en el muro de Facebook del Hogar Extremeño de Barcelona, verás que hay un recital poético del "Aula Literaria Luis Chamizo" del Hogar...Tú no vives lejos de Barcelona, podías asistir a él... Un abrazo extremeñamente fraterno de tu amigo y paisano
    Wenceslao Mohedas Ramos
    Jaraicejo (Cáceres) / Barcelona

    ResponderEliminar