..................

sábado, 13 de julio de 2013

POEMA NUPCIAL

Nos convoca el amor en este día
a sembrar esperanzas, ilusiones
porque se unen dos tiernos corazones
y se visten de fiesta y de alegría.

Con recíproco “sí”, ya han respondido
a  esa grata pregunta de la vida
y este día es el punto de partida
de un viaje de largo recorrido.

Con amor, esta vida se completa
y  se carga de fuerza y de sentido
si, al costado, sentimos el latido
de otro ser que nos siga hasta la meta.

Matrimonio es vivir en convivencia,
compartir el perfume de la rosa
del amor en pareja jubilosa
y  la espina, el dolor de la existencia.

Si regáis cada día las raíces
del amor con regueros de ternura,
hallaréis de por vida la ventura
de sentiros los seres más felices.

El fulgor  de la dicha verdadera
os alumbre las sombras del destino
para hallar, a lo largo del camino,
el amor en su eterna primavera.

La ternura y dulzura del pastel
les perdure en el fondo de su pecho
y que impere el amor bajo su techo
en su vida en pareja siempre fiel.

Un feliz y fecundo matrimonio
es común voluntad de los presentes
que, en sus votos sinceros y fervientes,
les desean a  Rosa  y Juan Antonio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario