..................

domingo, 5 de agosto de 2012

MALDIGO DEL POETA QUE SE ENCIERRA

Maldigo del poeta que se encierra
en su huerto interior y sólo cuida
esas rosas resecas de la herida
de un amor ya enterrado bajo tierra.

Y maldigo también de aquel que cierra
su conciencia miope y retorcida
para no ver la vida tan podrida
por el paro y la crisis y la guerra.

Se construyen postizos paraísos
donde tienen su "arte" como meta,
eludiendo deberes, compromisos...

¡ No merecen el nombre de "poeta"
los que escriben de espaldas e indecisos
ante el triste destino del planeta!

6 comentarios:

  1. Por aquí como siempre voy leyendo tus bonitos sonetos. Ahora hace piempo que no estabas por aquí.
    SALUDITOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdona, mi estimada amiga y paisana María
      por haber tardado en responderte; la causa
      es que, en el lugar donde veraneo... (tierra de encinares), no tengo internet y suelo entrar esporádicamente en casa de una noble y generosa vecina. Muchas gracias por esta nueva visita. Un abrazo extremeñamente fraterno de tu amigo
      Wenceslao Mohedas Ramos
      Jaraicejo (Cáceres) / Barcelona.

      Eliminar
  2. Hola Wenceslao, escribes con el corazón en la pluma y eso es lo que hace que tus poemas sean tan bellos y desbordados de lirismo. Estoy de vacaciones en mi pueblo, Navalmoral de la Mata, y mañana si Dios quiere iré al "Martes Mayor de Plasencia" como hago todos los años.

    Allí, he comprado tus libros desde que editaste el primero, porque me encanta como cantas a esta nuestra bella tierra, tan maravillosa como olvidada. Si mañana estás allí como has hecho otros año, será una gran alegría poderte saludarte ya que ahora que te conozco por este medio virtual de Internet.

    Y decirte que me identifico con este maravilloso poema que has escrito, sobre todo con este cuarteto...

    "Y maldigo también de aquel que cierra
    su conciencia miope y retorcida
    para no ver la vida tan podrida
    por el paro y la crisis y la guerra."

    ¡Siempre adelante, que nadie silencie nuestras voces, ante las injusticias y las violaciones que destruyen al hombre, porque los poetas somos la voz del pueblo!

    Un abrazo, con estrellas de esperanzas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi estimada amiga y paisana Ángeles, muchas gracias por tu visita a mi "casa lírica", que es también la tuya y gracias también por tu elogioso y grato comentario. Siento no haber podido verte en Martes Mayor porque, por razones personales, no he ido este año..., después de estar yendo inexorable e infaliblemente cada año desde el 1984...
      Me alegro de que te haya gustado mi soneto y de que compartas conmigo sentimientos fraternos y de que te identifiques con ciertos versos míos... Eso es para mí un gran honor...¡Gracias! Un abrazo extremeñamente fraterno con aromas de jara, tomillo, romero, lavanda, cantueso de tu amigo y paisano
      Wenceslao Mohedas Ramos
      Jaraicejo (Cáceres) / Barcelona.

      Eliminar
  3. Hola Wenceslao, siento no haberte podido conocer y saludarte, sin embargo no te perdiste nada al no acudir al "Martes Mayor de Plasencia", hubo muy escasa participación de lo que es el ALMA DE EXTREMADURA... siempre extrema, siempre dura... y con una resignación siempre de silencio.

    El Martes Mayor, ha sido sustituído, por una "descafeinada" joyería "Made al momento" donde hay chinos que te hacen tu nombre en un grano de arroz, o un tatuaje, hasta "guiris" que te colocan en el pelo una rasta, de diferentes colores, a un euro... ¡increible!

    Sólo el Tío Pincho, permanece como una roca inamovible. ¡Dios! ¿dónde están los artesanos extremeños, de la cerámica, la madera, la piel, el cobre, el corcho, los bordados...?

    Todo va muriendo con su generación, y nos llenan de tenderetes de objetos de una tienda de "Todo a un euro"...Y como ya dijo Napoleón... " Dejad que el gigante duerma, porque si despierta hará temblar al mundo"

    He sentido verdadero dolor en el alma... ese día no representa ya para nada, lo que es Extremadura.

    Te envio una lluvia de esperanzas... ¡la necesitamos todos! Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias, estimada amiga y paisana Ángeles por tu grato y extenso comentario que acabo de leer. Sí, no fui a Martes Mayor por razones personales... Ya estaba un poco cansado de ir cada año de forma inexorable e ineludible desde el año 1984. Como tengo los libros agotados, esto también me frenaba. Ya el año pasado noté una ramplonización o bajada en el nivel de esta preciosa fiesta que se ha convertido en un zoco mercantil. Siento no haber podido hablar un rato contigo. Otra vez será.
    Un abrazo extremeñamente fraterno.

    ResponderEliminar