..................

miércoles, 7 de marzo de 2012

DEFENSA DE MIS RAÍCES EXTREMEÑAS

A la memoria indeleble y vitalicia
de mis queridos padres, Isidro Mohedas
y Elisa Ramos.

De un san Isidro labrador procedo
y una Elisa, de oficio, sus labores;
yo crecí entre herramientas y sudores
y el amor al trabajo fue mi credo.

Una escuela de amor, de economía,
de trabajo bien hecho fue mi casa
y, a pesar de la hacienda un poco escasa,
chorreaban la paz y la alegría.

Una infancia feliz y afortunada,
circundada de amor por todos lados;
unos padres deshechos en cuidados
por el hijo, su espiga más preciada.

El contacto punzante y prematuro
con los cardos, retamas y rastrojos
maduró la mirada de mis ojos
y alumbró mi conciencia de futuro.

Por conciencia social, se me levanta
este canto preñado de mensaje
donde vierto mis penas, el bagaje,
que me envía el corazón a la garganta.

El recuerdo paterno me restalla
con redobles de yunque en la conciencia
que me ponen en ristre la existencia
convirtiéndola en campo de batalla.

No traiciono mi origen campesino
y he vivido según Naturaleza,
cultivando mi vida con nobleza
en la tierra o el libro con buen tino.

Yo defiendo con rabia mis raíces
en mi canto encendido al rojo vivo;
nunca niego mi cuna y siempre escribo
para el pueblo mis versos más felices.

A esos hombres que viven del trabajo
va mi canto más puro y más sincero;
herramienta es mi pluma; yo, un obrero
que trabaja en sus versos a destajo.

Por vosotros, los nobles, los honestos
compañeros de penas y fatigas,
el punzante picor de las ortigas
se me ensaña en el alma y en los gestos.

Por vosotros, la vida se me agrisa
y me invaden la mente unas mareas
de tristeza que inundan mis ideas
y me ahogan la paz y la sonrisa.

Con vosotros, me siento como hermano
por mi cuna, mi sangre y mi idealismo;
-¡no se cambian raíces!- soy el mismo
que trillaba las mieses en verano.

Aquel niño tan serio y tan inquieto
que jugaba a ser hombre en las faenas
de la dura cosecha y, entre penas,
aprendió vuestra vida con respeto.

Tal la paja del grano sazonado,
me apartaron los vientos del destino
y mi cuerpo siguió por un camino,
pero el alma ha seguido a vuestro lado.

No me acerca a vosotros la mentira
de la falsa belleza ni la fama
y me mueve el amor ante ese drama
que, en el mundo moderno, se respira.

Me da pena del hombre: se aburguesa,
se vacía su entraña, se agusana,
se corrompe por dentro tal manzana
donde todos los vicios hacen presa.

Y, desnudo de nobles inquietudes,
esclaviza su vida a los placeres
programados por turbios mercaderes
que nos venden los vicios por virtudes.

Se convierte en inerte marioneta
sin conciencia, sin honra, sin reflejos
y responde tan sólo a los manejos
que el payaso de turno le interpreta.

Con el sida, la droga y los neutrones,
nuestro mundo a podrido nos apesta
con nefasto progreso y nos infesta
el amor y la sangre y los pulmones…

Se me pone de punta el pensamiento
y la angustia, tal garra, me atenaza
ante el triste destino que amenaza
con hundirnos en mar de sufrimiento.

El sentirme feliz sería un delito
en un mundo que rueda a la deriva,
sin un freno, de forma progresiva
hacia el cero final más infinito.

Me da pena del hombre si no alcanza
su estatura moral y esa frontera
que separa al humano de la fiera
cuando sólo por fuera hay semejanza.

Porque el beso y el pan no son bastante
para el hombre de hoy, tan indolente,
y precisa de forma permanente
elevarse del lodo a cada instante.

Versifico a mi modo, a contra moda,
este canto sencillo que supura
mi dolor por el hombre, que es ternura,
para ver si en su mente se acomoda.

Va, por ello, mi verso a ras de suelo,
al alcance del pueblo; yo disfruto
entregando a mi gente todo el fruto
que cosecho en el alma con desvelo.

No me habléis de modelos literarios,
de la vana belleza, de disfraces,
de esos mudos poemas incapaces
de emitirnos mensajes solidarios.

No pidáis que cultive tulipanes
en mi tierra, propicia para el trigo;
si, al mirar en mi entorno, soy testigo
de que faltan más peces y más panes.

Y, por eso, yo busco una salida,
una luz de esperanza redentora
que ilumine esta noche sin aurora
y nos vista de fiesta nuestra vida…

6 comentarios:

  1. Amigo Wencelao; hace tiempo que no comento tus poesías porque no soy partidario de poner a nadie en la tesitura de tener que contestar, por mera educación, cuando a lo mejor no le apetece hacerlo; pero en esta ocasión creo que debo felicitarte por los valores que te trasmitieron tus padres y que tú no solamente has sabido conservar sino trasmitir y eso te honra.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado amigo José María, acabo de leer tu grato comentario...Muchas gracias por esta nueva visita a tu "casa lírica", por la lectura de este extenso poema en cuartetos y por tus elogiosas palabras. Tengo pensado hacerte una visita virual a tu blog, pero unas veces por una cosa y otras veces por otra, lo voy dejando y no te lahago... Es que ando por muchos foros que me absorben el tiempo... Ahora tenfo que salir a tareas, si esta noche tengo un rato,pasaré a visitarte.
      No sé si has visto en el margen derecho del blog una barra de vídeos. Hay tres bellos audiovisuales a tres poemas míos; te aconsejaría que los vieras, merece la pena.Un abrazo fraterno de tu amigo
      Wenceslao Mohedas Ramos
      Jaraicejo (Cáceres)/ Barcelona

      Eliminar
  2. Amigo Wescelao; acabo de ver los cuatro videos y tenías razón, son una maravilla.
    Admiro el amor tan profundo que a tu tierra tienes, que por lo que veo no se ha visto mermado por años de ausencia, sino al contrario; se ha convertido en clamorosa añoranza que predicas con maestría y belleza a los cuatro vientos haciéndote el más conspicuo embajador de ella.
    Conozco Extremadura, sobre todo Cáceres, Trujillo, Plasencia, Almendralejo, Mérida y muchos pueblos más, en menor medida y también sus gentes; pero si así no fuera me has dado ¡tal lección! que sería como si hubiera hecho un viaje por toda ella.
    Ahora que te has jubilado, veo que terminaras trasladando tu residencia a tu lugar de origen, porque es para ti sangre regeneradora que te vigoriza.
    Yo te dije que quizá debido a que no me afinque en ningún lugar, mi patria es el universo y la libertad mi bandera, aunque tenga mis recuerdos de infancia.
    Enhorabuena y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, mi estimado amigo José María, por esta nueva visita a mi "casa lírica", que es también la tuya. Acabo de leer tu extenso, sensato y laudatorio comentario sobre los vídeos de mis poemas,
      mi poesía y mi persona. Me alegro de que te hayan gustado. Como habrás podido comprobar, no disimulo el amor a mi tierra natal (salí de ella ya con veintitantos años...)y vuelvo a ella tres veces al año. No he roto mi cordón umbilical con ella... Pero este amor al terruño no quiere decir que ame también a España... y almundo entero; se puede amante del terruño natal y , a la par, ser cosmopolita... Ya lo decía nuestro gran escritor vasco (Miguel de Unamuno) se empieza por amar el pueblo natal para amar al mundo entero. Soy una persona liberal, ecuánime, incluyent,
      filántropa, amante de la libertad y de la cultura...y todo esto no está reñido con el amor a la tierra que me vio nacer y donde tengo enterrados a mis dos seres más queridos (mis padres). Mi corazón esuna fuente con varios caños...
      En cuanto a volver de forma definitiva a mi
      tierra natal, no creo que sea posible...Sí pasaré en ella temporadas más largas;tengo echadas raíces en tierras catalanas,a la que también amo por agradecido al afectuoso trato que he recibido en ella...
      Un abrazo fraterno de tu amigo
      Wenceslao Mohedas Ramos
      Jaraicejo (Cáceres) / Barcelona

      Eliminar
  3. Wescelao, he descubierto tu blog por una conocida común y sinceramente me parece excelente.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos cordiales, mi estimada amiga Ana;
      muchas gracias por esta primera visita a mi blog (espero que no sea la última...)y me alegro de que haya sido de tu agrado y me lo califiques de "excelente"... Puedes venir cuando quieras a visitarme porque tengo las puertas abiertas tanto las del blog como las del corazón a los amigos/as y paisanos/as...
      Un abrazo extremeñamente fraterno de tu amigo y paisano
      Wenceslao Mohedas Ramos
      Jaraicejo ( Cáceres) / Barcelona

      Eliminar