..................

viernes, 16 de diciembre de 2011

A CIERTO POETA VANGUARDISTA

Existe un pedante y opaco poeta
que, en versos, fabrica su propia Babel;
por vano y por leve, como una cometa
un viento lo eleva a un alto nivel.

Escribe en las nubes con gris egoísmo,
por temas humanos no muestra interés;
su verso divorcia de todo realismo
y escribe tan sólo por propio placer.

Siempre va por dentro, como ensimismado,
como prisionero de su propia piel;
su gran neurastenia lo tiene apartado
y sobre este mundo no asienta sus pies.

Defiende en el arte tendencias modernas,
el último grito que la moda dé,
socialmente, en cambio, vive en las cavernas
porque es reaccionario, defiende el ayer.

Para él, la poesía es juego evasivo
que aleja al poeta de la sordidez
de un mundo mal hecho donde está cautivo
como un pez pequeño preso en una red.

Imita las modas como buen modista;
hilvana palabras; las viste muy bien
de acuerdo a su lema, ante todo artista
y siempre a esta norma se mantiene fiel.

Sin ritmo ni rima, sin fondo ni forma,
compone poemas de acuerdo a un cliché
que impone en el arte una nueva norma:
escribir de espaldas a la sensatez.

Poemas oscuros , amorfos, modernos…,
son fieles reflejos de la languidez
del propio poeta, de su mundo interno
donde falta vida, esperanza y fe.

Palabras…, poemas… que no dicen nada,
parecen mofarse de aquel que los lee
y el lector presiente una carcajada
de alguien que se burla de su sencillez.

Se eleva el poeta con vana arrogancia
como eleva el viento al leve papel
y busca la altura con su extravagancia
porque siente fobia de la ordinariez.

Vive sin conciencia, con desconfianza;
una aguda anemia padece su fe,
y, entre nubes blancas, perdió la esperanza;
le queda su orgullo como un perro fiel.

Le abruma el trabajo; le aburre la vida;
el amor le amarga porque una mujer,
en edad temprana, le causó una herida
que mantiene abierta por su estupidez.

Solitario y triste, en su paraíso,
se ocupa y preocupa por su menester,
al margen de leyes y de compromisos,
cultivando versos sin saber por qué:

¿Por llenar su vida, su inmenso vacío?
¿Por curar la herida de su timidez?
¿Por matar con arte su profundo hastío
o quizás por simple capricho burgués?

De asuntos sociales no tiene conciencia,
le curó su padre desde la niñez;
contempla al que sufre con suma indolencia
y trata al humilde con frío desdén.

No siente el zarpazo de tanta injusticia;
desde tanta altura, no la puede ver
y observa insensible la sucia codicia
de aquellos que acopian dinero y poder

Tan sólo le inquieta buscar la belleza;
la sigue y persigue con gran avidez
y no la consigue porque su cabeza,
entre tantas nubes, ya no ve muy bien.

Pesadillas grises, raras emociones,
mundos interiores que el ojo no ve,
turbio subconsciente de arcanos rincones
con gran artificio pasan al papel.

Con esta materia, compone poemas
cerrados y abstractos, de gran pequeñez,
retratos de un alma con turbios problemas
que así se descarga de su pesadez.

Lo deforma todo su mental miopía,
lo altera, lo enturbia, lo pone al revés;
de sí mismo escribe por su egolatría,
su poesía es espejo para verse en él.

Por eso, sus versos no tienen latido,
ni aliento ni vida que anime su ser,
condenados nacen al voraz olvido
o a la tumba fría de un libro tal vez.

Desprecio al pedante y opaco poeta
que vive encerrado en su gris babel,
movido por modas, como marioneta
y actúa tan sólo por propio interés.

¡Oculta su cara tras una careta;
cubre sus vergüenzas de cabeza a pies
con disfraz de un arte estéril y abstracto
porque no notemos tanta insensatez!

2 comentarios:

  1. Amigo Wesceslao; si te das una vueltecita virtual, eso que tan bien describes en tus versos abunda como las setas , lo llaman poesía vanguardista y ni siquiera ellos mismos saben lo que quieren manifestar, ni las sentimientos que pretenden trasmitir.
    A veces me pregunto si será necesario estar sumido en un acido sueño para poder interpretarlo, pero no pierdo ni un solo minuto en intentar hacerlo.
    Es una moda de gente que se definen como los progresistas de la poesía y hablan con cierto desprecio de la lirica convencional o clásica, incluso he leído que el ritmo es para la música pero me tiene sin cuidado.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  2. Cuánta razón llevas, estimado amigo José María; hay mucha "tontería humana" en esa poesía que se vanagloria de "vanguardista" y "moderna" de poemas sin fondo ni forma que no dicen nada a lector y que lo único que consiguen es "aBURRirle" y que desprecie la poesía. Este tipo de poeta es el causante de ese "divorcio" entre el pueblo y la poesía... Yo creo que con la poesía pasará como con la pintura que el tiempo, que es buen acomodador, pondrá a cada uno en su sitio y lo clásico tiene valor eterno a través del tiempo (Velázquez, Goya, Zurbarán, Murillo, etc. permanecerán "per saecula seculorum"...) Un abrazo fraterno de tu amigo extremeño
    Wenceslao Mohedas Ramos
    Jaraicejo (Cáceres) / Barcelona

    ResponderEliminar