..................

viernes, 18 de noviembre de 2011

A UN EXTREMEÑO INGRATO

Con cuánta ingratitud, con qué mal trato,
le pagas todo el bien que has recibido
a tu tierra natal: traición y olvido
son las falsas monedas del ingrato.

Y te lavas las manos cual Pilato
en el río de llanto que ha vertido
este pueblo explotado y oprimido
al que vendes a un precio muy barato.

A costa del ajeno sacrificio,
asciendes como humana enredadera
por el árbol social hasta la altura...

¡Sólo buscas tu propio beneficio,
la codicia por única bandera,
y te importa un comino Extremadura!

No hay comentarios:

Publicar un comentario