..................

viernes, 29 de abril de 2011

TRES ANCIANAS EXTREMEÑAS DE PASEO

Con las níveas blancuras de sus canas
y negruras de hollín en su vestido,
van con paso pausado y dolorido
de paseo tres trémulas ancianas.

Son tres sombras apenas, ya sin ganas
por vivir un presente sin sentido;
su recuerdo les cambia el recorrido
y conversan de etapas ya lejanas.

Se han quedado tan solas... que su vida
es ya sólo la sala de la espera
donde aguardan la hora de salida.

Y saldrán de esta vida de quimera
a gozar de su gloria merecida
tras cruzar la fatídica frontera.

2 comentarios:

  1. Si esas tres ancianas leyeran tu poema te felicitarían por lo delicada y exquisitamente que has descrito sus sentimientos. Sabes de sobra lo que pienso de tu poesía, que en este soneto alcanza muy altas cotas. Felicidades amigo.
    Gracias por tu visita a mi blog y por tu comentario, he preferido contestarte aquí, y a la vez pedirte disculpas por el tiempo que estoy sin visitarte, pero es que ando siempre sin tiempo para nada.
    Ya sabes que mi amistad, aunque en la distancia, es incondicional, así que te envío un fuerte abrazo junto a mi gratitud

    ResponderEliminar
  2. Hola, mi querido y fiel amigo y poeta Jorge Salvador "Primero"; acabo de leer tu grato y laudatorio comentario. Muchas gracias pot tu nueva visita a tu "casa lírica" y por tus elogiosas palabras... La amistad proporciona "gafas de aumento" a la hora de enjuiciar las obras de los amigos.
    Sí, esta vida moderna y, sobre todo en una gran urbe, tiene absorbencias de esponja...No sé si te he comentado que me nombraron Vocal de Cultura del Hogar Extremeño de Barcelona y esto supone un nuevo cargo/carga a las muchas que ya tenía... ; a las clases, exámenes, trabajos de los alumnos, preparación de clases,etc y mi afición a la lectura, la escritua, se añaden ahora otras: preparación de actos culturales (recitales, presentación de libros, charlas literarias, etc.) del Hogar Extremeño. Por eso, si hay "mutis por los foros" y "silencios virtuales" no es olvido,negligencia o frialdad de nuestra amistad, sino falta de tiempo...
    Un abrazo fraterno de tu incondicional amigo

    Wenceslao Mohedas Ramos
    Jaraicejo (Cáceres) / Barcelona

    ResponderEliminar