..................

domingo, 10 de octubre de 2010

ROSAL AGRADECIDO

Mira, esposa, el rosal qué agradecido,
con el agua del pozo y mis sudores,
regué y, a pesar de los ardores
de estos días de estío, ha florecido

Una ofrenda floral nos ha ofrecido
tal en pago a mis líquidos favores,
como dando las gracias… con sus flores
por el trato afectivo recibido.

Piensa, esposa, en modelos y modales
de esos seres llamados “racionales”
sin razón para tal merecimiento…

Tome ejemplo moral de los rosales
el humano de ingrato tratamiento
si desea que aflore el sentimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario