..................

domingo, 16 de octubre de 2016

A UN PARÁSITO EXTREMEÑO

Esponja de sudores campesinos,
parásita y humana sanguijuela
que sólo se alimenta y se consuela
bebiéndose el sudor de sus vecinos.

Y defiende , con ímpetus mezquinos,
las leyes del embudo y la cazuela
y mira con temor y con cautela
los cambios y progresos repentinos.

Y vive como zángano en colmena,
comiendo si escrúpulos la miel
que absorbe avaricioso a boca llena,

 A costa de los callos de otra piel,
se enriquece su vida y, en la ajena,
va sembrando la amargura de la hiel...

No hay comentarios:

Publicar un comentario