..................

viernes, 22 de mayo de 2015

EXTREMADURA EN LA DISTANCIA

   Si no avienta mis venas aquel viento
de mi tierra materna, se marchita
mi menguada esperanza y me palpita
tan lento el corazón que no lo siento.

  Si resido en la ausencia, el pensamiento
de una forma fugaz y fortuita
se transforma en paloma y la visita
para hallar un alivio al sufrimiento.

   Transformado en paloma trashumante,
necesita escaparse hacia su encina
cuya brisa le sirve de sedante.

   No soporta la urbana disciplina
de una vida servil y enajenante
perfumada de olor a gasolina...

No hay comentarios:

Publicar un comentario