..................

martes, 4 de marzo de 2014

A LA MADRE DE UNOS EMIGRANTES EXTREMEÑOS

"A José María Carceller e Isidora Delgado Cuenca, por su interés y ayuda en mi tarea poética"


Como una triste sombra dolorida,
sentada en un rincón la pobre anciana,
por cada pena, le salió una cana
y por cada hijo que emigró, una herida.

En un trozo de noche convertida,
envuelta en un mantón de negra lana,
va gastando sus años con desgana,
¡ ya no siente el latido de la vida !

Es ya sólo recuerdo sin consuelo,
arrugada materia atormentada,
nubecilla de tela sobre el suelo.

Ya espera solitaria y resignada
- más lejos de la tierra que del cielo -
su retorno a la sombra y a la nada...

No hay comentarios:

Publicar un comentario