..................

sábado, 2 de noviembre de 2013

TE HAS IDO, MADRE QUERIDA...


  (Llanto poético por la muerte de mi madre,
Elisa Ramos Rubio; "in memoriam").

Te has ido…, madre querida,
dejándome muy adentro,
en mi corazón, la herida
que nunca cerrará el tiempo;
siento su lento latido
y su torpe movimiento.
Por tanto dolor sufrido,
se siente triste e inquieto.

Te has ido…, negro camino
por donde busco y no encuentro
lo que me robó el destino
importuno y desatento.
Un viento de primavera
tu llama apagó violento
y te llevó a otra ribera
de sombra, silencio y sueño.

Te has ido…,dejando un río
de llanto y de sufrimiento
detrás de tu cuerpo frío,
sin calor y sin aliento.
tu cuerpo se ha ido a la nada,
al polvo y al viento ha vuelto
y, en mi soledad mojada,
que crecen mis penas siento.

Te has ido…y la negra pena
de oscuro tiñe mis sueños
y a eterno luto condena
mi esperanza y mis recuerdos.
Un horizonte sombrío
circunda mi desconsuelo;
mi corazón siente el frío
y la soledad del huérfano.

Te has ido… y mi voz te nombra
con triste y acerbo acento
y me responden la sombra,
el vacío y el silencio;
y, en mi orfandad desolada,
escucho el querido eco
de tu voz aguda y cálida
resonando en mi cerebro.

Te has ido…, madre, a tu gloria
dejándome en un infierno,
a solas con mi memoria
y en lucha con mis recuerdos;
y, aunque en mi rincón lejano
del mundo se halle mi cuerpo,
mi espíritu, siempre cercano,
tendrá cita con tus restos.

Te has ido… y estás ausente,
durmiendo tu sueño eterno;
tu alma, siempre presente,
tendrá un altar en mi pecho.

Mientras un leve latido
de vida sienta por dentro
y el corazón dolorido
pueda aguantar todo el peso…;
mientras mis ojos, cansados
de llorar, sigan abiertos
y el dolor acongojado
siga enroscando en mi pecho…;
mientras exista una gota
de roja sangre en mi cuerpo
y mi corazón recorra
el tibio chorro sangriento…
y, por mi boca entreabierta,
siga saliendo mi aliento…
¡tú, madre, no estarás muerta,
seguirás en mí viviendo!...

Aunque te has ido…, te quedas
muy viva en mi pensamiento
y mi corazón te lleva
para siempre en su recuerdo…

2 comentarios:

  1. Hola Wenceslao, aunque sé que no existen palabras que palien el dolor por la muerte de una madre, sí quiero decirte que has escrito una bella elegía donde expresas el inmenso cariño que sentías por ella, tú mismo lo dices en estos versos...

    Aunque te has ido…, te quedas
    muy viva en mi pensamiento
    y mi corazón te lleva
    para siempre en su recuerdo…

    Y como dicen en nuestra Extremadura... ¡te acompaño en el dolor que hoy te habita por su pérdida!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, estimada amiga y paisana Ángeles, por tu emotivo comentario. Pero tengo que advertirte que este poema elegíaco , luctuoso y triste no se refiere a un hecho actual, sino a un hecho que ya se dio hace tiempo...Lo introduje en los foros en el "Día de los difuntos " como homenaje a mi querida madre (D.E.P.). Otro año, introduje una elegía que dediqué a ,mi padre.
    Espero que todo te vaya bien. No te vi en "Martes Mayor" de Plasencia. Un abrazo extremeñamente fraterno.

    ResponderEliminar