..................

lunes, 29 de abril de 2013

TRÍPTICO DE UNA MUERTE INESPERADA



"In memoriam", a Isidro Mohedas Márquez ,
un san Isidro labrador extremeño 
que cultivó el amor, la nobleza y el trigo.

                       - I -
Un infarto nefasto y homicida
se enroscó por tu sangre y, de repente;
se detuvo en tus venas brutalmente
la rojiza corriente de la vida…

A la inerte materia reducida,
se quedó tu persona humildemente ,
sin latido ni aliento ni presente,
ya ceniza de hoguera consumida.

Te fuiste al más allá, pero conmigo
quedará de por vida tu memoria
en mi sangre grabada por testigo.

¡No te fuiste del todo! Ya tu historia

archivada en mi alma, padre-amigo,
guardaré de esta vida transitoria!

                     - II -

Ya sembraste tu cuerpo por semilla
en el último surco del barbecho
para darle a tu tierra por provecho
los desechos mortales de tu arcilla.

Te entregaste de forma tan sencilla,

como un buen labrador que, insatisfecho,
todo entero se entrega por despecho
a este valle de llanto y pesadilla.

¡Qué copiosa cosecha de amargura
recogí en un rincón del camposanto
de tu siembra final, tan prematura!

Tu bendito recuerdo con mi llanto,

con fervor yo lo riego y con ternura,
que fuiste Isidro, labrador y santo…

                       - III -

Te fuiste, padre mío, a la otra orilla

donde todo es silencio, sombra, olvido…
a gozar del descanso merecido
por tu alma de limpio, sin mancilla.

Ya te fuiste, dejándome tu arcilla,

tu recuerdo, tu sangre y tu apellido;
tú descansas ya en paz, padre querido,
y yo vivo en continua pesadilla…

Ya pagaste fielmente esa factura

que les cobra a los seres esta vida
por vivir esta efímera aventura.

¡Tánto ha sido el dolor por tu partida
que ha vestido mi vida de negrura
y no encuentro una luz, una salida!...

4 comentarios:

  1. Hola Wenceslao:

    Sentido tributo a quien padre y amigo llamas, entiendo tu dolor, y lo comparto, desde la orfandad en la que, también, me dejó el mío.
    Un abrazo.

    daniela

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, estimada amiga Daniela, por esta nueva visita y por tu sensato y grato comentario. Estos tres sonetos en un tríptico y una dolorosa y extensa elegía los compuse en un tiempo corto , tras la muerte de mi noble y querido padre. Un abrazo fraterno de tu amigo extremeño
    Wenceslao Mohedas Ramos.
    Jaraicejo (Cáceres) / Barcelona.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias, estimada amiga Daniela, por esta nueva visita y por tu sensato y grato comentario. Estos tres sonetos en un tríptico y una dolorosa y extensa elegía los compuse en un tiempo corto , tras la muerte de mi noble y querido padre. Un abrazo fraterno de tu amigo extremeño
    Wenceslao Mohedas Ramos.
    Jaraicejo (Cáceres) / Barcelona.

    ResponderEliminar
  4. Entro por primera vez en tu blog y me encuentro con ese Tríptico de una muerte inesperada que apesar de muy triste a la vez preciosas palabras. Lo siento. Un saludo

    ResponderEliminar